CRÓNICAS DE ORPHEN

UNA VISIÓN

 

Hoy saque a la MORRIGAN a "jugar a la calle" para continuar con mi entrenamiento y siendo sincero estaba un tanto temeroso porque el viaje inagural había estado riesgoso sobretodo de vuelta y era como natural que estuviera receloso de volverlo a intentar...

Pero tarde o temprano tendría que volver a montar, dar gases y salir...y para variar había estado posponiendo mi cita con el destino por distintas razones; pero ayer casi en un proceso místico recibí una señal para que lo volviera a intentar...Volví a casa por la noche y sentí las ganas de montar la motocicleta y salir sin más preámbulos; lo que me extraño de sobremanera, pero como ya estaba de noche y todo el patio estaba obstruido no tenía como salir.

 

Desperte por la mañana y el patio estaba desocupado, el cielo se despejó,  ya tenía la documentación de la moto, y el casco y las llaves estaban en su lugar; por lo tanto la MORRIGAN exigía que me montara sobre su lomo para salir...

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1BIKE.JPG  

 

Así que me puse mis seudo protecciones, me ajuste el casco y me dispuse a practicar...Esta vez no quería sorpresas y revise todo el procedimiento del encendido dos veces, eché andar el motor, apreté embrague pase primera  e intente echarme a rodar a unas 1200 RPM en pleno ralentí del motor y cual sería mi sorpresa cuando la moto se comenzó a mover muy lentamente...

 

 Antes para moverme requería estar por sobre las 2500 RPM y un motoko me dijo que necesita mucho menos y que a las 2000 RPM te podías mover y después de llegar al fondo de la calle en ralentí le creí sinceramente...De vuelta también me vine en ralentí y aunque paresca extraño, es más difícil andar lento que rápido...Porque tienes que equilibrar 136 kilos de moto y con una pata resbalosa a causa del barro requiere tener habilidad en la maniobra.

 

Fue un pequeño paso para mi, pero era esencial para que recuperara la confianza y hoy lo logre.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: