CRÓNICAS DE ORPHEN

¡LA SUCESORA DE LA MORRIGAN!

 

Cabe mencionar que después de sacrificar a mi amada  Morrigan en pos de una segunda motocicleta...Jure que mi tributo hacia ella;  sería que mis proximas cabalgaduras llevarían el color negro y plata en los flancos como ella...Luego tome el millón trescientos mil $ que era mi presupuesto y con una cuota de ansiedad partí  a Lira en busca de la sucesora de la Morrigan.

 

Camino a Lira, mi ansiedad fue en aumento y volví a sentir ese tenue cosquilleo en el estómago tal cual lo había sentido cuatro años atrás, cuando fuí a comprar mi primera moto y escogiendo a la Morrigan de entre sus hermanas, me dije:  "ELLA ES PARA MI"...Para variar iba sólo; como aquella vez y;  era mejor así; porque podría escoger mi moto sin presiones, y me podría demorar todo lo que yo quisiera en buscar lo que yo quería.

 

Llegue a Lira y  esbozando una gran sonrisa porque pagaría la moto 100% al contado me dí a la excitante tarea de  buscar mi segunda motocicleta...Me pasie alegremente por las tiendas buscando inspiración...Pasé por la Bajaj mirando sus cuatro modelos de PULSAR 200 y aunque eran motos de calle con ese aire de ruteras no me enamoraron lo suficiente y continue, pase por Motomel y a pesar de ver dos hermosas RIDER 200  no hicieron mella en mi corazón...Seguí avanzando hasta el Ubike y una Enticer 125 trato de seducirme, pero aunque era una Yamaha no lo consiguió;  fue el turno de la V-MEN 125 de Suzuki y aunque era más ruda al verla con alforjas y parabrisas su corazón monocilíndrico no era lo que yo  buscaba...Seguí adelante, llegué a Imoto y la Kinlon JL-200 con esa estampa de velocidad me hizo la insinuación; que terminara ese bobo  romance con las chopper y que buscara nuevas sensaciones y emociones  con ella y las de su clase...Agradecí la invitación, pero la idea de sólo andar por asfalto y no pisar la tierra, piedras y el barro de cuando en cuando no me atrajo...Seguí adelante y con lo único que me tope fueron con nakeds y más nakeds.

 

Mi peregrinación continuo hasta la Curifor y entre un montón de motos arrumbadas cual taller mecánico; vi a la distancia, la  bella Cronos Lux 250 en color plata...Para variar no había vendedor y eso me decepcionó y; tampoco me resulto muy atrayente meterme entre ese montón de motos arrumbadas al estilo del juego "Tetris" y menos,  para sacar la Cronos Lux...Osea, si voy a comprar una moto nueva,  no puede estar arrumbada como moto de taller; y como el vendedor de la Curifor no apareció me fuí...Luego mordiéndome la lengua y recordándo ese refran que dice: "Es mejor diablo conocido que por conocer" yo pecador,  volví a Motostar a comprar mi segunda moto.

 

Miré por los alrededores y vi un par de Superlight 200 que ni siquiera considere, luego mire la Dorado 250 y aunque ya  la había conducido  un par de veces (esa es para otro post , ja,ja,ja) tampoco me atrajo...Vi un cuarteto de Hyosung y dije: "en unos años más muñecas, todavía queda familiarizarme con un motor en V", Hasta que mis ojos se clavaron en la Supershadow 250 año 2011, como se muestra más abajo:

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1SHADO4.JPG 

 

Luego me fuí al escritorio de ventas y poniendo el fajo de billetes sobre la mesa pregunte por alguna atención que me harían si compraba mi cabalgadura en Motostar, y aparte de ofrecerme casco y guantes me dijeron que me podría llevar la supershadow roja  en cuanto le pusieran bateria...Obviamente yo no quería la Supershadow antigua...y mi corazón palpitaba por la supershadow negra 2012 y me dijeron que la podría ir a buscar en unos días más, cuando trajeran un nuevo embarque a la tienda y que si volvía la oferta se mantenía.

 

Salí de la tienda y fuí a la Keeway de Portugal a probar suerte, esperando que la atención mejorara de la última vez y que poniendo los billetes sobre la mesa me hicieran alguna atención, que por lo menos me pasaran un casco...Llegue a la tienda y vi las Supershadows 250 año 2012, que lucian dos carburadores, venían con amortiguadores más cortos y los manillares eran sólidos, además de traer una enorme tapa cromada en su lado derecho...Para variar la transacción no fructifero, ya que a pesar de intentar cancelar en efectivo, el vendedor ni siquiera fue capaz de obsequiarme un casco económico de 10.000$  para llevarme la moto... ´Volví a la Curifor y para variar no estaba el vendedor; Y en ese momento tome la la desición de la moto que compraría.

 

La moto sería una Supershadow 250, año 2012 con la tapa cromada y llevaría orgullosa los mismos  colores de la Morrigan, es decir negro-plata como se muestra más abajo:

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1PAN1.JPG 

 

Regrese a Motostar y confirme la venta de la supershadow...Días después con enorme regocizo, goze y fruición, volví a pisar Lira para ir a buscar y traerme mi amada bicilindrica de motor en V.

 

Entre a la tienda  y habían a lo menos unas cuatro supershadows...Para variar "ella" estaba en medio de sus hermanas con un papel que decía: "RESERVADA"...Más; nuestro primer contacto no fue "amor a primera vista " que digamos... Ella lucía  empolvada en comparación a lo inmaculada del resto de sus hermanas y  estaba detrás de  otra supershadow; como escondida con ese aire de querer pasar desapercibida... Yo me acerque; le pase mi mano por el estanque y ella me mostro  una mancha negra sobre su flanco plateado como diciendome: "¡Déjame no me toques, no soy para ti!"...En cambio yo, cual  romano comprando esclavas traidas de las Galias, le pase un poco de saliva con el dedo y le saque la mancha y le dije: "Sirveme bien y te cuidare, amare y protegeré"...Luego  la monte y aunque opuso cierta resistencia para que la moviera la saque a un lugar más despejado.

 

Le puse la pata de apoyo y la mire por todos lados buscandole algún defecto...Algunos detalles en la pintura del marco y el típico chicharrón en la soldadura del marco...Más ella ni se inmuto, y se quedó indiferente...La volví a montar y presione las manetas del embrague y el freno  y aunque estaban un tanto duros, los sentí firmes al tacto...El puño del acelerador era deliciosamente suave y el asiento muy cómodo, los espejos estaban a buena altura y se podían graduar facilmente...El vendedor me pregunto si quería esa moto y yo le dije que me la llevaba porque tenía carácter...Le pusieron la batería y escuche el ronrroneo de su motor en V, y ahí me termine de convenzer que como en el caso de la Morrigan, esta "engreida supershadow era para mi", como muestra la foto inferior:

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1PAN2.JPG 

 

El vendedor la dejo en la acera y me me paso las herramientas, el casco y el manual, señalando que lo demás me lo entregaría cuando pasara a retirar el certificado de homologación...La hice andar en linea recta para acostumbrarme a ella, hasta que apareció el César con su fiel "Artemisa" (su Renegade 200 plateada) y me trajo conbustible para alimentar el corazón de mi nueva cabalgadura de metal y, una vez listo regresamos a casa para comenzar una nueva aventura en esta engreida motocicleta.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: