CRÓNICAS DE ORPHEN

ME CONCEDE ESTA PIEZA...

 

Ya han pasado varias semanas, sino meses  desde la ùltima anotaciòn y las cosas  han estado bastante tranquilas, e salido un par de veces a la autopista y e estado llendo a lo menos una vez a la semana a Lira, la tierra de los motoqueros con la idea de ir mirando; mi próxima cabalgadura (ya les contare sobre eso)...Pero ayer, se me ocurrió salir sobre la Pandora por la noche (estrictamente por asuntos de trabajo, claro está)...La ida fue relativamente en calma y tranquilidad...ya que  me fuí por Sierra Bella, luego Lira y de ahí; gire en Av. Matta y llege a mi destino como se muestra más abajo:

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1PAN65.JPG 

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1PAN66.JPG 

 

Hice lo que tenía que hacer y antes del amanecer emprendí el regreso; para variar; esta vez, no le hice el quite a Vicuña Mackenna Oriente y decidí aventurarme por la dichosa avenida ya que es más expedita (por lo menos a eso de las 05:40 am, está más expedita) y según yo estaría de regreso en casa en alrededor de 20 minutos...Por lo que me puse el casco, revise mis rodilleras y ajuste mis guantes, luego encendí el pequeño motor  V-twin de la Pandora y gire el manillar con dirección al sur.

 

Como era de esperarse el frío y la humedad de la noche en invierno se hizo sentir unos kilómetros más adelante sobretodo en las manos...Aún así; le dí al puño del acelerador y la Pandora se deslizo con gracia por el asfalto alcanzando a cruzar tres semáforos en color verde...Seguí adelante y contemple la curva que pasa por debajo de un pequeño paso sobrenivel cerca de las oficinas del diario LA TERCERA, y mientras me acercaba a la curva, considere bastante prudente disminuir un poco la velocidad e inclinar mi rodilla izquierda hacia afuera para mejorar el centro de gravedad en la maniobra...Salí de la curva sin problemas y trate de abrirme a la pista del centro para evitar el pavimento dañado de la pista derecha, mire por los retrovisores y como era de esperarse venían  dos taxis puerta con puerta acelerando como si se tratara de: "Las 24 horas de Lemans", por lo que no me quedó otra que quedarme a la derecha...Mientras el par de subnormales derrochaban habilidad echando carreras por el centro; yo tenía lo propio,  evadiendo las fisuras que habían en mi pista...Cabe mencionar que la calle estaba echa una soberana porquería..(esto de conducir en un país tercer mundista...Digo yo).

 

Pasaron unos minutos y los dos taxis aceleraron hasta perderse bajo el manto de la noche, volví a mirar por los retrovisores y como no vi nadie detrás, puse intermitente y me moví hacia el centro...Avanze tranquilamente hasta que un camión de 3/4 se puso detrás y comenzo acelerar...Más yo, aceleré para dejarlo atrás...Pero el perro bastardo del conductor también aceleró y me alcanzó..Ahí me comenzè a preocupar por la conducta del "neardenthal" que tenía detrás...De reojo mire la pista de la derecha para,  tratar de maniobrar, pero el pavimento tenía grietas y más grietas y decidí quedarme donde estaba por lo arriesgado de la maniobra...Avanze alrededor de 700 metros  y el maldito camión seguía pegado cual sanguijuela detrás de mi...El siguiente paso fue accionar los intermitentes y comenzar a hacerle señas con las manos para que me pasara, pero el neardenthal ni se inmuto...A esa altura estaba claro que el bastardo quería seguir jodiendo, por lo que tenía que sacármelo de encima de una manera u otra.

 

Levante la cabeza y detecté un semáforo más adelante y eso me dió una idea...Seguí por el centro y cuando el semáforo cambio a amarillo, puse intermitente y raudo me moví a la derecha, esperando que el camión no fuera capaz de seguirme en la maniobra y siguiera de largo para alcanzar a cruzar...Para mi suerte el neardenthal siguió de largo...En el intertanto de la maniobra, yo ví el semáforo en rojo y no me quedó otra que frenar; ahora;  si frenaba de rompe y rasga, iba a bloquear el freno delantero y me hubiera ido al piso de una, en cambio con harto cuidado, embragé, frené y solte, luego volví a frenar; ¡pero  encima de tres malditos hoyos!...La rueda delantera paso sobre el primer hoyo y la Pandora literalmente me hizo "bailar la Macarena"...Y luego sentí como me inclinaba a la izquierda, puse el pie en el suelo, recuperé el control...Segundo hoyo y la Pandora se inclino a la derecha y vuelta a bailar la Macarena pero con inclinación a la derecha, por puro instinto puse el otro pie y recupere el control...Tercer hoyo y la Pandora dijo: "ME CONCEDE ESTA PIEZA" y otra inclinación hacia la izquierda, vuelta a poner el pie y afirmar los 150 kilos de mi muñeca de metal con el muslo izquierdo...Sólo porque Dios es grande, quedé en una sola pieza; obviamente, adelantado como 15 centímetros después del semáforo y con la Pandora agarrada del manillar e inclinada hacia la izquierda descansando sobre mi pierna...Endereze la moto, dejé que el chorro de adrenalina siguiera fluyendo dentro de mi y tomé una gran bocanada de aire...De ahí seguí lentamente hasta llegar a casa...Como se muestra más abajo:

 

http://cronicasdeorphen.blogdiario.com/img/1PAN64.JPG 

 

En el camino agradecí y recontragradecí que la bella Pandora fuera más baja, tuviera neumáticos de mejor calidad y por sobretodo fuera mas liviana, porque de lo contrario la historia sería otra...De echo si me hubiera pasado esto; sobre la Morrigan, me hubiera ido a tierra en un 2x3 eso se los aseguro...Obviamente aprendí otra lección y estoy muy claro que la próxima motocicleta que reemplaze a la Pandora debe ser baja y  liviana como ella...Porque no quiero volver a bailar ni con la Pandora, ni con otra motocicleta.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: